AGAD participó en el lanzamiento de la campaña contra el contrabando impulsada por la CNC






Con el objetivo de crear conciencia en la ciudadanía para que adquiera productos que cumplan con las normas legales y sanitarias que establece el comercio formal, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) y el Observatorio del Comercio Ilícito (OCI) lanzaron hace unos días la campaña “El Contrabando es Contra Todos”. En la ocasión, la Asociación Gremial de Aseo y Desinfección (AGAD) se hizo presente reafirmando su compromiso por erradicar el mercado informal, y junto a las industrias de los libros, los cosméticos y el tabaco, exhibió productos que no cumplen con los requisitos necesarios versus aquellos que sí lo hacen.

El evento se llevó a cabo en la comuna de Providencia y fue encabezado por el presidente de la CNC, José Pakomio; el presidente del OCI, Manuel Melero; el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara y los alcaldes de Providencia, Peñalolén, Arica, Coyhaique, Las Condes, Macul, Puente Alto y San Ramón. En la instancia, los ediles y representantes de diversos gremios del comercio firmaron una declaración simbólica donde se comprometieron a denunciar y combatir el contrabando, promoviendo espacios de diálogos y cooperación en sus respectivas comunas, y contribuyendo así, a disminuir la delincuencia que está asociada a estas malas prácticas.

Según la última Encuesta de Victimización del Comercio que elabora la CNC, un 38,9% de los establecimientos reporta presencia de comercio ilegal en la cercanía de sus negocios. Además, un 64,7% señala que el comercio ambulante ilegal en su barrio ha aumentado, a lo que se suma que el 68,1% de los negocios que reportan presencia de comercio ilegal en las cercanías ha sido víctima de algún tipo de delito.

En cuanto a la industria del aseo y desinfección propiamente tal, el Director Ejecutivo de AGAD, Mauricio Hörmann, señala que el comercio informal, tiene como consecuencia efectos perjudiciales no solo para el consumidor, sino que también, para el Estado y la sociedad. “Un producto que no cuenta con la trazabilidad podría provocar serios daños en la salud de quienes los consumen, en la ropa e incluso en las máquinas de lavado. Estos productos no cuentan con los registros ISP que garanticen su funcionalidad, funcionan sin patente y no pagan impuestos. Y por si todo eso fuera poco, tampoco cumplen con las formalidades correspondientes que aseguren el cuidado del medio ambiente”.

En este contexto, el desafío de AGAD es combatir el mercado informal, pero desde una mirada constructiva y colaborativa, erradicando prácticas tan perjudiciales para la industria como lo es el contrabando y la falsificación.